Lo que tú no disfrutes lo hará otro por tí

Una amiga me contaba que le gusta cuidar las cosas. Las cuida tanto que tenía un móvil al que no quitó el plastiquito para que no se rallara. Así lo conservó un tiempo hasta que se lo robaron. El ladrón no solamente disfrutó de un móvil gratis sino de un móvil gratis e impoluto.
¿Cuántas veces nos habrán ocurrido cosas así? ¿Cuánta ropa hemos dejado de usar esperando una ocasión que nunca llega? ¿Cuántos salones reservados a cenas especiales que luego resultaron no serlo tanto?
Lo he leído muchas veces: vive como si fuera tu último día en la tierra, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy… frases populares trilladas pero que precisamente por eso, por estar acostumbrados a ellas, dejamos de sentir su poder, su fuerza. Nos hacemos impermeables a sus mensajes.
Quita todos los plásticos de tu vida, mójate, vive, no reserves nada para los ladrones!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s