El mejor piropo

¿Por qué a las personas (en general) nos cuesta más aceptar los cumplidos que las críticas negativas? Es decir, es habitual que si alguien nos hace una crítica negativa nos la solemos creer de primeras sin cuestionarla. Incluso en ocasiones, tras reflexionar y descartarla como verdad incuestionable nos sigue dejando huella en nuestra mente. En cambio, cuando alguien te dice algo bonito es como si una luz se encendiera de pronto y nos cegara. Nos quedamos en blanco, como pensando “anda ya, yo no” o “quien yo? no creo… ”

El otro día viendo una serie, una doctora tras intentar una operación delicada con 5 niños consigue salvar a 4 pero su cara refleja una consternación extrema cuando un compañero le dice: “deberías estar orgullosa, has salvado a 4” y ella le contesta “he perdido uno”. Está claro que una vida humana es mucho, pero ¿por qué nuestro cerebro se centra en lo negativo? ¿qué es lo que nos impide centrar la atención en lo positivo incluso cuando es evidente su mayor impacto?

El otro día, en la clase de danza oriental a la que asiste mi hija, una de las niñas de las que rondan por allí se me acerca y me dice: “eres muy guapa”. Y me quedé perpleja. No estamos preparadas/os para que alguien nos diga cosas bonitas porque sí. Si me hubiera dicho “eres tonta” la hubiera sonreído y le hubiera soltado una broma, tipo chiste, “más tonta eres tú, tururú” o algo por el estilo. Mi respuesta con cara de pez fue: más guapa eres tú y tú y tú señalando a otras niñas que se habían acercado a mi alrededor. Me cogió por sorpresa pero pude reaccionar.

Los niños son así, naturales, dicen lo que ven y lo que piensan, tanto lo bueno como lo malo, hasta que la socialización nos despoja de esta naturalidad. Es en la infancia cuando tenemos que educar en esto. Quiero decir, que ya sea como padres y madres o como profesionales de la educación tenemos que decir a los niños y niñas cumplidos cuando se los merezcan. Estamos acostumbrados a castigar conductas o a reprender comportamientos pero pocas veces caemos en decir palabras amables, de aliento, simples cumplidos, no solo cuando los niños/as hacen las cosas bien, sino en general para demostrarles que les queremos, que son buenas personas. Si crecemos oyendo palabras dulces, de amor, quizás llegue el día en que no nos sorprenda cuando alguien nos diga algo bueno, porque simplemente aceptaremos que es así.

Yo he decidido creerme lo que me dijo esta niña de 7 años ¿por qué no iba a creérmelo? 😉

Anuncios

12 pensamientos en “El mejor piropo

  1. Es muy importante lo que dices, a los/as pequeños tenemos hablarles de forma cariñosa, y tenemos que acostumbrarnos a hacerles cumplidos cuando se los merezcan, no sólo ha guiarles con normas, también a disfrutar de su compañia con las palabras y el afecto.
    Creo que si un/a menor crece en un entorno en el que el afecto es lo primordial, luego reflejará ese afecto en sus conductas futuras y eso es muy benficioso para una persona.
    Gran entrada como siempre.

  2. Ayer mismo comprobé que diciendole a mi hija lo bien que sabía escribir,ella se animaba más y seguía escribiendo.En caso contrario,si le reprimo el que se equivoque,causa en ella dejadez y falta de interés.As tocado un punto que me importa bastante:LOS NIÑOS.Para mí son lo mas grande que hay en este mundo,y son la base para que este mundo cambie de una vez.Debemos enseñarles humildad,y que para ser felices no hace falta tanto materialismo.Un saludo,y enhorabuena por tu entrada.

    • Está claro lo que dices Jose, cuando proyectas en tu hija que puede conseguirlo lo consigue. Educando a nuestros hijos con amor, serán adultos con amor. Es lo único que importa en la vida, el amor.
      Gracias por tu comentario (y espero que te mejores de tu lesión)

  3. Te lo debes de creer porque es una verdad absoluto, preciosa por dentro y por fuera.
    Espero seguir mucho tiempo rodeandome de personas capaces de decirme siempre la verdad, lo bonito y lo feo, tener personas así cerca te ayuda a mantener el equilibrio tan necesario en esta vida cada vez más desequilibrada.
    Un beso en tó los morros para ti guapa mia!! ¡¡smuacks!!

  4. Buena reflexion pero en mi opinion mezclas dos temas distintos. Por un lado dices que el reforzamiento positivo es mas eficaz e importante que el castigo, con lo que estoy deacuerdo. Pero por otro lado, lo que dices que las personas se centran en lo negativo y que no saben aceptar piropos… generalizas demasiados, hay un poco de todo, hay que el como tu que aunque sean piropos con motivos, no se los creen, por motivos que no voy a discutir ahora, pero los hay tambien que sin tener motivos se creen muchas cosas que no son… en fin, tema complicado… hay de todo en este mundo… a mi me dices guapa y me lo creo, me dicen que estoy mas gorda y que tengo que ir al gimnasio y no me lo creo, ves… hay de todo!!! besos para la mejor hermana del mundo!!! jajajaja

    • Jajajaja, eso sí me lo creo!! La conducta humana es compleja y por eso se mezclan los temas, muchos factores entran en juego para formar nuestra autoestima, y las experiencias individuales son tan diferentes que por supuesto generalizo, o no, más bien me centro en mi propia experiencia. Además, no solo depende del piropo o la crítica sino de quién te lo dice y cómo te lo dice, tú eres guapa y te lo crees porque desde pequeña te lo han hecho saber ¿o es que no te acuerdas ya de la retahila de piropos seguidas con las que nos bombardeaba A DIARIO abuelo? Guapa, hermosa, preciosa, divina!! día tras día… (es solo un ejemplo) Y en cuanto a lo de que engordas, jeje, depende quien te lo diga te lo crees y te vas a dar patadas Muay Thai… Guapa!! Me gusta tu reflexión, un beso grande, te quiero

  5. Cuánta razón en tus palabras Marga. Intento portarme así con mis sobrinos, así que a todas luces soy la tita que los malcria, la que intenta mediar y quitar hierro al asunto cuando sale un poco el ingenio y la rebeldía de los pequeños monstruitos que tengo por sobris. Éste seguirá siendo mi plan de vida a aplicar cuando sea mamá. A los niños hay que resaltarles las buenas conductas no recriminarle las malas, de este modo ellos mismos se dan cuenta de cuando están haciendo algo mal. Si a un niñ@ le dices lo mal@ que es, termina por creerlo. Un besito

  6. Los titos y las titas son muy importante en la vida de los niños y niñas, sino que se lo digan a mi niña que adora a los suyos y eso que a una la ve por skype y al otro solo algunos fines de semana… Muchas gracias Montse, un besito

  7. Que razón tienes amiga.eso lo he pensado mil veces!!!lo poco que te cuesta quitarte de la cabeza los alagos y lo que arrastran los insultos!!!por eso tenemos que estar felices y contentos con nosotros mismos para que no se nos suba lo bueno ni nos afecte lo malo y desde niños mucho mejor!!!besitos amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s