Superar la adversidad a base de esfuerzo, constancia y ganas

Hoy hemos quedado para una prueba. Superar un reto. Y yo no sabía que hoy era una fecha señalada para ti.

No trajiste el pulsómetro. Hiciste bien. Sabías que si lo mirabas y los despiadados números eran altos te desanimarías.

Al principio salimos en grupo, cada una a lo suyo, diez luchadoras cada una para su particular reto… el tuyo: la vida.

No te perdía ojo, iba y venía para comprobar que el ritmo suave era el adecuado para todas. Ibamos muy bien. Te miraba y te veía y te sentía concentrada, “va bien, me decía para mí”. “¿Qué tendrías en la cabeza?-

A menos de 500m para el final, no se explicar porqué te miré y me pegué a ti, una energía invisible, inexplicable, me invadió y nuestras respiraciones se acompasaron, sólo escuchaba mi corazón y nuestra respiración y una calma grandiosa que crecía conforme aumentábamos el ritmo y veíamos la meta. Aceleramos. No corríamos, sentía que flotábamos. Y luego, llegar, abrazarnos, dejar las lágrimas fluir, no había nada más ni nadie más en esos escasos segundos en los que duró el abrazo. Luego me explicaste el porqué:

“Un dia como hoy, un 22 de mayo en plena quimio fue uno de los peores días de mi vida, nunca podré olvidar que no podía ni ponerme de pie y hoy he superado el trauma, por primera vez desde entonces he sido capaz de correr 5km seguidos sin parar y me alegro de haberlo compartido contigo”

Yo también me alegro, muchas gracias a ti por demostrarme que luchar tiene sentido. Que la vida merece la pena y que nuestra mente puede vencer a nuestro cuerpo cuando éste nos da la lata. Hermosa!!

Campeona

Campeona

The Sweetest Goodbye

Hoy es un día raro. Muy raro. ¿Has sentido alguna vez en el mismo momento alegría y tristeza? Son dos emociones fuertes y aparentemente contradictorias. Hoy acaba una etapa de mi vida que ha durado 7 años. Me gusta el número 7. Todo el mundo me dice que soy muy valiente, pero yo no lo creo. Les digo a todos lo mismo, no hay valentía en dejar un lugar donde sientes que no encajas. Lo que hay es coherencia, lucha por ser una misma e intentar ser feliz. Durante muchos años pensé que no me querían. Siempre he sentido que era una trabajadora de “segunda categoría” aquí. Ya hoy no lo siento. Todavía rebotan en mi mente las palabras de Jose Antonio Marinanadie nos hace insignificante, solo podemos hacérnoslo nosotros mismos“.

Son las etapas que empiezan y finalizan las que nos marcan y nos hacen ser como somos, todos recordamos nuestra etapa del colegio, la etapa del instituto, la universidad, el primer trabajo, mi primera empresa… hoy añado una más a mi lista. La etapa EASP. Y ya estoy en una nueva, mi nueva profesión, mi nuevo proyecto, mi yo renovado.

Podría decir muchas cosas de mis años aquí, la mayoría formarán parte de ese intangible que es nuestra personalidad, son experiencias en forma de conocimientos y momentos vividos, compartidos. Pero yo me quedo con las personas. Si pudiera hacer una película de mi vida, sabría qué música ponerle y quienes serían los actores y actrices. De aquí me llevo verdaderas amigas, de las de para siempre, de las del alma. Y lo que dejo, papeles, montones de papeles…

Amigas

7 años después…

Dedicatoria

Dedicatoria

Como una vez dijera William Ernest Henley, “Soy la dueña de mi destino, soy la capitana de mi alma“.

Asfixia

Voy dentro del coche, el aire enrarecido por la calefacción. Humedad. Lluvia. Quiero respirar, necesito aire. Abro la ventanilla pero el aire de fuera es peor. Contaminación. Quiero volar…

Cámara, luces, acción!!

 Cuántas veces hemos escuchado y hasta repetido que la vida es puro teatro. Y hasta puede que un día te despiertes y te encuentres diciéndole a tu amigo que si hay alguna baja en la compañía de teatro en la que actúa que te llame que también te gustaría probar. Tú, que nunca habías imaginado que te subirías a un escenario, que de niño en el colegio no actuabas porque te morías de verguenza. Que con el paso de los años, instalado en tu vida más o menos cómoda, con la previsión más o menos clara del devenir de tus días entre tu pareja, el trabajo, la familia, los amigos, el deporte… Pero de repente aparece una nueva ilusión, un nuevo proyecto, una meta donde poner una energía nueva, enfocarte. Y aquí entras en escena, nunca mejor dicho. Descubres una nueva fuente de satisfacción, porque en el fondo no se trata del teatro sino de ti. De los seres humanos. De ese gusto por aprender cosas nuevas, de explorar nuevos caminos, externos e internos. Porque el viaje es de uno mismo. De conocer tus propios límites. De verte en situaciones nuevas y sorprenderte. De dejarte llevar. Y también de esforzarte por ser mejor persona. Por dar lo mejor de ti. Por avanzar, crecer, evolucionar. Y por eso, cuando fuimos a verte actuar no esperaba ver un actor (y lo vi), sino que lo que esperaba era ver una mejor versión de ti. Una persona que se propuso hacer algo diferente y lo ha hecho, además con una execelente calidad, técnica y humana. Me encantó verte en escena, dándolo todo. Estoy muy orgullosa de ti, porque eres una persona increíble, luchadora, bondadosa, siempre pendiente de los demás, con sentido del humor, especial… Y ahora encima, actor!!! De aquí a Broadway…

En fin, que la obra “Madrugada” de Antonio Buero Vallejo no podía haber contado con un mejor Dámaso en su plantel. Enhorabuena tito!!!!

¿Gamificamos?

El pasado 29 de mayo tuvo lugar la 10ª reunión del Grupo de Aprendizaje e Investigación en Internet de la Universidad de Granada, conocido en las redes sociales como #GrinUGR, cuya temática fue “Gamificación en Educación, Investigación y Empresa”.  La sesión “gamificada” estuvo a cargo de Sergio Jiménez, experto en Gamificación , y presentada como viene siendo habitual por Esteban Romero, profesor de la Universidad de Granada responsable del grupo mencionado.

La gamificación es un concepto de actualidad que a grosso modo podemos definir como la incorporación de mecánicas de juego a procesos no lúdicos para aumentar la participación de los usuarios en aquellos sectores donde se implementa. Comenzó su utilización en el mundo empresarial, específicamente en el campo del marketing, y se está empezando a popularizar su utilización en otros sectores como el de la educación y el de la investigación.

Como no hay mejor forma que predicar con el ejemplo, Sergio Jiménez nos preparó una sesión incorporando a la misma dinámicas de gamificación. Nos situó como posibles “Super héroes” al rescate de “estudiantes” en cautividad para lo que debíamos acumular una cantidad determinada de euros (del monopoly). De esta forma, iba intercalando su exposición y su presentación de los contenidos más importantes acerca del concepto de gamificación con preguntas al público tras cuyas respuestas iba entregando los euros correspondientes. Al final, de toda la audiencia presente, dos personas consiguieron ser “héroes” y rescatar así a los estudiantes “cautivos”.

Si tenemos en cuenta que uno de los principales retos de la educación es motivar al alumnado, uno de los principales retos a su vez de quienes nos dedicamos a la educación/formación es encontrar estrategias para motivarle. Y aquí es donde la gamificación tiene su principal objetivo. A todas las personas nos gusta jugar y no es nuevo el hecho de incorporar el juego a la educación. Todos/as tenemos experiencias en este sentido. Quizás, desde mi punto de vista, lo que sí es relativamente nuevo es dotar de un cuerpo de conocimiento organizado y con un nombre específico y con “enganche” a este tipo de estrategia. La gamificación básicamente consiste en aprovechar lo que disciplinas, como por ejemplo la psicología y la pedagogía, vienen tradicionalmente investigando sobre el comportamiento humano y el aprendizaje para obtener una implicación mayor del participante (ya sea alumno/a, usuario/a o cliente) en las experiencias en las que se implica. Y esto se da fundamentalmente gracias a dos aspectos que se ponen en juego: las emociones y la diversión.

En el campo empresarial ya se están teniendo muchos casos de éxito por negocios que están incorporando la gamificación. Existen algunas experiencias en el ámbito educativo de gamificación en el sector de la enseñaza de idiomas. Ahora nos queda empezar a a utilizar mecánicas de juego en el ámbito educativo y ver qué pasa…

Para terminar me quedo con una frase que repitió en varias ocasiones Sergio Jiménez y es que gamificación no es necesariamente tecnología aunque como yo misma percibo, la tecnología está posibilitando la utilización de la misma ya que permite incorporar herramientas para su implantación y seguimiento.

Para ampliar información os recomiendo esta Web del ponente: http://www.gamkt.com/

Mi madre y las redes sociales

“Mamá, ¿qué haces?”, le digo a mi madre tras volver del trabajo uno de estos días en los que ha estado en casa con nosotros. “Chateando con tu hermana” me contesta. Muy bien, pienso yo. Y es que mi madre, empezó a utilizar el ordenador para ver una telenovela que le gustaba mucho. Con unas cuantas clases de informática de Guadalinfo adquirió unas nociones rudimentarias sobre el ordenador e Internet. Como se nota que cuando hay motivación hay aprendizaje. El primer día que quería ver una telenovela en youtube me llamaba cada 5 minutos porque se le había ido la pantalla, se le había quedado parado el vídeo o cualquier otro motivo. A los dos días ya sabía perfectamente utilizar youtube y se había soplado una temporada entera de la telenovela… De youtube a facebook en un plis plas. Resulta que de sus 3 hijos ninguno vivimos con ella y la verdad es que la comunicación por teléfono se ha quedado atrás al no incorporar la imagen y si se suma el hecho de que mi hermana está lejísimos y la vemos poco pues ni el teléfono en este caso. Al principio me hacía mucha gracia cuando entraba en el facebook y me la veía conectada y me entraba en el chat. Era raro. Ahora ya se ha normalizado y me siento más unida a ella a pesar de los kilómetros que nos separan. Una relación virtual no puede suplantar a una relación física pero ya se sabe lo que dice el refrán “a falta de pan buenas son tortas” así que yo digo “a falta de tenerte aquí bueno es el facebook”.

Un tema importante a tener en cuenta en cuanto a la incorporación tardía de las personas a las TICs es el hecho de que tienen que saber, al igual que los niños y niñas, cuestiones relativas a la seguridad en Internet y a cómo compartir información con desconocidos y con conocidos.

Esto es sólo una experiencia personal pero que pone en evidencia la importancia de las redes sociales en casos concretos para las personas adultas y personas en situaciones especiales. Por ejemplo, en el caso de una rehabilitación tras una operación en la que no se puede salir de casa, el poder mantener contacto social con la gente y la familia que está lejos es fundamental para la salud mental. Y podría citar muchos ejemplos más.

Hoy mi madre vuelve a su casa, tras dos semanas en la nuestra, y ya la estoy echando de menos y eso el facebook no lo puede arreglar…

El poder de las personas

Me he econtrado de bruces con este proyecto: “IONANINNA -Ιωάννινα- Un cuento griego” y me ha despertado mi lado solidario.

Esta iniciativa, cuyo uno de los promotores es mi amigo fotógrafo Rafa Manzano,  es un proyecto artístico que mostrará a través de un libro de fotografías la realidad de la sociedad griega contada por sus propios habitantes. Para llevarlo a cabo su método de financiación es el crowdfunding, es decir, cualquiera puede financiar el proyecto con aportaciones desde los 5 a los 400€ y obtener reconocimientos en función de la aportación hecha (toda la información en la web del proyecto enlazada al principio del post).

Solidaridad es “Adhesión circunstancial a la causa o a la empresa de otros” según la Real Academia de la Lengua y generalmente, al menos en mi experiencia personal, cuando solemos usar este término lo hacemos para referirnos a solidaridad con el más pobre, o con el más débil, que además generalmente suelen estar asociados a otras circunstancias como “ser de fuera” o “de sitios remotos”.

Muchas personas asocian solidaridad con dar limosna o ayudar al necesitado (con dinero o de otra forma). Pero también hay una solidaridad que no está dirigida a lo lejano, ni dirigida al necesitado ni estar asociada con la limosna. Existe una solidaridad que se refiere a apoyar particularmente iniciativas hermosas de gente cercana que no verán la luz si no lo hacemos.  Porque en un mundo como en el de hoy, se ha demostrado que no podemos confiar en gran medida en las iniciativas públicas. Porque hemos de dar un paso adelante, dejar de instalarnos en la queja hacia los políticos y actuar. Actuar es moverse, es apoyar, ayudar con recursos, con los que tengamos o podamos, a que las cosas salgan adelante. Hoy por ti, mañana por mí. Yo veo el mundo así, un espacio integrado por personas que pueden hacer realidad sus proyectos si colaboramos entre todos. Porque quizás individualmente no tengamos muchos recursos, pero pocos recursos entre muchas personas sí marcan la diferencia. El poder de las personas.

Yo hice mi aportación, porque creo en ello y es mi forma de contribuir con mi granito de arena a que se hagan cosas bellas y a que las personas puedan realizar sus proyectos personales o profesionales, y TÚ ¿te animas?

El poder de los iguales en educación: la escuela de pacientes

El otro día una amiga me contaba como su hija la había llamado desde el colegio porque estaba “bajita” y no podía encontrar su zumo. Ellas tienen todo un código de actuación establecido sobre qué hacer cuando se encuentra “baja”, es decir, cuando necesita azúcar. Y ese protocolo lo llevan a rajatabla puesto que la diabetes es una enfermedad seria y cuando se trata de niños y niñas más aún. En el colegio al que asiste no hay un profesional que se encargue del seguimiento de la niña sino que los padres establecen con el maestro o maestra de su hija como tienen que actuar diariamente para gestionar la enfermedad de su hija. La niña tiene 6 años, diagnosticada de diabetes I desde los 18 meses y es toda una experta en su enfermedad. Y su madre, más experta aún si cabe.

Yo me quedo fascinada cuando me cuenta cómo gestiona episodios de “crisis” y yo misma las veo cómo gestionan el día a día de su enfermedad. Palabras como “mami, estoy bajita”, o “¿has cogido el control?” o cuando el hermano mayor (9 años) le mide el nivel de glucosa en sangre y sabe interpretar el número y actuar en consecuencia.  Han desarrollado toda una cultura natural entre ellos que a mí me impresiona ver a una niña tan pequeña sobrellevar sus pinchazos cada día y reconocer si su cambio de humor puede estar debido a una bajada de glucosa.

Entonces, un día le pregunté “¿cuándo fue el peor momento?” y sin duda me dijo que cuando le diagnosticaron la enfermedad.  En ese momento me vino a la mente, por un lado, lo mucho que sabe ella de la enfermedad de su hija y por otro lo mucho que este conocimiento puede ayudar a otras madres/padres y niños/as en esta situación. Así que de pronto pensé en la Escuela de Pacientes, proyecto pionero de formación entre iguales en el ámbito sanitario cuyos responsables, @joancmarch y @mangelesprieto, son compañeros de trabajo.

La Escuela de Pacientes, como su nombre indica, es una escuela donde los pacientes son expertos en las enfermedades que padecen y puesto que son expertos son los que mejor pueden enseñar a otras personas sobre el manejo de su enfermedad. Cuando decimos “expertos” nos referimos a expertos en la gestión de una enfermedad, al día a día conviviendo con la misma. Es un complemento al profesional sanitario, no un sustituto.

A mí me parece un proyecto con un impacto enorme en la población. Si nos centramos en sus principios psicopedagógicos, podemos encontrar en la literatura la importancia de la formación entre iguales en el aprendizaje. Y específicamente en el caso de la formación entre pacientes se han encontrado los siguientes beneficios:

  • Adherencia terapéutica
  • Cumplen mejor los consejos
  • Disminución del consumo de fármacos
  • Menos consultas, menos urgencias, menos bajas laborales
  • Mejora salud mental: mejora autoestima, disminuye depresión, mejoran las habilidades sociales

Si me pongo en el caso de mi amiga, sería muy positivo para ella poder recurrir a la experiencia de otras personas en su situación. Aprender de sus buenas prácticas ayudaría sin duda a su propia gestión de la enfermedad. Y por otra parte, ella sabe muchísimo, no solo de diabetes, sino de lo que implica para una familia tener un niño o niña diabético/a. Así que la he animado a explorar la posibilidad de poner a disposición de otras personas diabéticas todo el conocimiento acumulado a lo largo de los años en su propia piel. Y la Escuela de Pacientes es el lugar idóneo para ello.

A través de su web (http://www.escueladepacientes.es) se puede acceder a información sobre todas las actividades que se realizan en la Escuela de Pacientes y matricularse en las mismas. Facilita recursos para ampliar los conocimientos sobre diversas enfermedades y además, proporciona un espacio de expresión donde se pueden hacer visible las vivencias personales y experiencias con la enfermedad.

Twitter: @escpacientes

Familia 2.0

Sábado por la mañana, pongamos las 10 a.m., nos disponemos a visitar a la tita Lauri. Yo le digo a Maya si quiere ver a su tía, a lo que me responde muy contenta “Siiiiiiiiií!!!”. Pues manos a la obra, conecto el skype, esperamos a ver la lucecita verde junto a su nombre y voilá, el ordenador nos devuelve la imagen y la voz de su querida tita. Y nos tiramos más de una hora haciendo un repaso de nuestras respectivas semanas, la nuestra aquí en Granada, que si mucho frío y bla bla, la suya allí en Bangkok que si mucho calor y bla bla. ¿No es maravilloso que podamos vernos y hablarnos? Ella no solo está lejos espacialmente hablando, sino que está en el futuro!! Cuando hemos terminado de desayunar ella acaba de merendar. Qué cosas. A ella le gusta vernos por la mañana, recién levantados (con las batitas puestas ;)).

Muchas veces reflexiono sobre el hecho de buscar un equilibrio entre el uso de las tecnologías de la comunicación y de las redes sociales en Internet y una vida centrada en cosas del mundo de lo físico, de lo tangible. Correr con mi gente por el campo, leer libros, escuchar música, pasear, tomar un café…mil cosas. Últimamente solo escucho a mi alrededor críticas negativas sobre lo enganchada que está tal persona a twitter o esta otra a facebook. No se como la gente puede pasar la mayor parte del tiempo conectada a Internet sin prestar atención a las demás cosas de la vida.

Pero, ¿cómo es posible si no es gracias a Interrnet y a herramientas 2.0 el que mi hija quiera tanto a su tía? El vínculo lo mantenemos gracias al correo electrónico, los blogs personales y al Skype. Maya tiene 7 años y desde que nació, mi hermana vive en el extranjero por lo que los contactos físicos se limitan a los veranos y algunas navidades.  En cambio, para ella es natural ver a su tía tras la cámara y contarle su vida, las cosas que le interesan y su tia forma parte de su educación. Porque los titos y las titas juegan un papel importante en la educación de los niños y niñas. Al menos en nuestro caso.

Por ello, una vez más lo fundamental no es la herramienta sino los usos que les damos a ellas. Una asignatura pendiente para nuestra sociedad, educar a los padres y madres y profesionales de la educación para que ellos/as puedan educar a los niños y niñas en un uso adecuado. Y en cuanto a los adultos, que cada cual busque su equilibrio…

Blog de Maya: http://elblogdemaya.wordpress.com

Blog de su tita Laura: http://lalauricai.wordpress.com

Blogs de Pablo: http://aprendercontics.worpress.com http://traileando.wordpress.com