¿Por qué corren las mujeres?

Hace apenas 40 años, correr era considerado un deporte inapropiado para mujeres y quien iba a pensar por entonces que hoy día cada vez hay más mujeres que corren, de todas las edades y tipologías (jóvenes y mayores, delgadas y no tanto, ex atletas o no).

Haciendo un repaso a la historia,  encontramos que la mayor distancia que les permitían correr a las mujeres en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960 fueron 800 m y posteriormente en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles (1984) se añadieron, el maratón, los 3000m y 1500m.  En carreras organizadas, las mujeres a menudo corrían de manera extra-oficial y se les animaba a no correr en la línea de salida. En este campo, como en otros, la mujer también ha sufrido la discriminación. Sigue leyendo

Promoción de la Actividad Física en la Infancia

Promover la actividad física en la infancia es un trabajo que implica a toda la sociedad: familia, escuelas, sistema sanitario, agentes municipales, regionales y nacionales. Todo empieza en la familia, niños y niñas activos son niños y niñas felices…

3ª Carrera de la Mujer en Granada

Cientos de globos rosas cubrieron el cielo granadino el pasado 17 de junio con motivo de la celebración de la 3ª Carrera de la Mujer en Granada en beneficio de la Asociación Española contra el Cáncer.  Miles de participantes, entre los que había mujeres, hombres, niños y niñas, acudieron a esta fiesta solidaria a dar su apoyo a quien padece de esta enfermedad a la vez que practicar actividad física saludable. Con un recorrido de 5km, las calles del recorrido se inundaron de la “marea azul” formada por miles de personas con la camiseta azul-celeste conmemorativa del evento.

A esta carrera acudimos en equipo, nuestro reto familiar consistía en que Maya realizara por primera vez una carrera de 5km corriendo. Teníamos mucha motivación e ilusión por su reto. Sigue leyendo

¿Dónde está tu fortaleza? Vs ¿Dónde está tu límite?

La frase “¿Dónde está el límite?” se ha popularizado últimamente en el ámbito deportivo, gracias entre otras cosas al poder mediático de Josef Ajram y su libro con el mismo nombre. En el mundo del deporte, las personas buscamos cada vez más aumentar nuestras capacidades, rendir más. Pero, ¿por qué? Supongo que es natural en el ser humano, de naturaleza exploradora, ampliar los límites de su mundo, tanto el externo como el interno. Cuando nos enfrentamos a nuevos retos y salimos airosos seguimos sin saber donde está nuestro límite, pero sí sabemos precisamente donde NO está.

A mí la palabra “límite” no me gusta mucho porque es, valga la redundancia, limitante. Creo que no hay un tope donde una persona pueda llegar, la capacidad humana es grande si se combinan múltiples factores, internos y externos. Y esto es así para numerosas habilidades, de naturaleza intelectual, física y emocional. Por ello, cuando nos conocemos a nosotros mismos en cada nueva experiencia a la que nos enfrentamos, me gusta pensar que no exploramos nuestros límites sino nuestras potencialidades o fortalezas. Podemos decir “soy capaz de esto” “he logrado aquello”. No podemos saber nuestros límites porque no podemos participar en todas las posibles experiencias (implicaría probarnos en todas y cada unas de ellas además en diferentes estados y formas). Sigue leyendo

Cámara, luces, acción!!

 Cuántas veces hemos escuchado y hasta repetido que la vida es puro teatro. Y hasta puede que un día te despiertes y te encuentres diciéndole a tu amigo que si hay alguna baja en la compañía de teatro en la que actúa que te llame que también te gustaría probar. Tú, que nunca habías imaginado que te subirías a un escenario, que de niño en el colegio no actuabas porque te morías de verguenza. Que con el paso de los años, instalado en tu vida más o menos cómoda, con la previsión más o menos clara del devenir de tus días entre tu pareja, el trabajo, la familia, los amigos, el deporte… Pero de repente aparece una nueva ilusión, un nuevo proyecto, una meta donde poner una energía nueva, enfocarte. Y aquí entras en escena, nunca mejor dicho. Descubres una nueva fuente de satisfacción, porque en el fondo no se trata del teatro sino de ti. De los seres humanos. De ese gusto por aprender cosas nuevas, de explorar nuevos caminos, externos e internos. Porque el viaje es de uno mismo. De conocer tus propios límites. De verte en situaciones nuevas y sorprenderte. De dejarte llevar. Y también de esforzarte por ser mejor persona. Por dar lo mejor de ti. Por avanzar, crecer, evolucionar. Y por eso, cuando fuimos a verte actuar no esperaba ver un actor (y lo vi), sino que lo que esperaba era ver una mejor versión de ti. Una persona que se propuso hacer algo diferente y lo ha hecho, además con una execelente calidad, técnica y humana. Me encantó verte en escena, dándolo todo. Estoy muy orgullosa de ti, porque eres una persona increíble, luchadora, bondadosa, siempre pendiente de los demás, con sentido del humor, especial… Y ahora encima, actor!!! De aquí a Broadway…

En fin, que la obra “Madrugada” de Antonio Buero Vallejo no podía haber contado con un mejor Dámaso en su plantel. Enhorabuena tito!!!!

¿Gamificamos?

El pasado 29 de mayo tuvo lugar la 10ª reunión del Grupo de Aprendizaje e Investigación en Internet de la Universidad de Granada, conocido en las redes sociales como #GrinUGR, cuya temática fue “Gamificación en Educación, Investigación y Empresa”.  La sesión “gamificada” estuvo a cargo de Sergio Jiménez, experto en Gamificación , y presentada como viene siendo habitual por Esteban Romero, profesor de la Universidad de Granada responsable del grupo mencionado.

La gamificación es un concepto de actualidad que a grosso modo podemos definir como la incorporación de mecánicas de juego a procesos no lúdicos para aumentar la participación de los usuarios en aquellos sectores donde se implementa. Comenzó su utilización en el mundo empresarial, específicamente en el campo del marketing, y se está empezando a popularizar su utilización en otros sectores como el de la educación y el de la investigación.

Como no hay mejor forma que predicar con el ejemplo, Sergio Jiménez nos preparó una sesión incorporando a la misma dinámicas de gamificación. Nos situó como posibles “Super héroes” al rescate de “estudiantes” en cautividad para lo que debíamos acumular una cantidad determinada de euros (del monopoly). De esta forma, iba intercalando su exposición y su presentación de los contenidos más importantes acerca del concepto de gamificación con preguntas al público tras cuyas respuestas iba entregando los euros correspondientes. Al final, de toda la audiencia presente, dos personas consiguieron ser “héroes” y rescatar así a los estudiantes “cautivos”.

Si tenemos en cuenta que uno de los principales retos de la educación es motivar al alumnado, uno de los principales retos a su vez de quienes nos dedicamos a la educación/formación es encontrar estrategias para motivarle. Y aquí es donde la gamificación tiene su principal objetivo. A todas las personas nos gusta jugar y no es nuevo el hecho de incorporar el juego a la educación. Todos/as tenemos experiencias en este sentido. Quizás, desde mi punto de vista, lo que sí es relativamente nuevo es dotar de un cuerpo de conocimiento organizado y con un nombre específico y con “enganche” a este tipo de estrategia. La gamificación básicamente consiste en aprovechar lo que disciplinas, como por ejemplo la psicología y la pedagogía, vienen tradicionalmente investigando sobre el comportamiento humano y el aprendizaje para obtener una implicación mayor del participante (ya sea alumno/a, usuario/a o cliente) en las experiencias en las que se implica. Y esto se da fundamentalmente gracias a dos aspectos que se ponen en juego: las emociones y la diversión.

En el campo empresarial ya se están teniendo muchos casos de éxito por negocios que están incorporando la gamificación. Existen algunas experiencias en el ámbito educativo de gamificación en el sector de la enseñaza de idiomas. Ahora nos queda empezar a a utilizar mecánicas de juego en el ámbito educativo y ver qué pasa…

Para terminar me quedo con una frase que repitió en varias ocasiones Sergio Jiménez y es que gamificación no es necesariamente tecnología aunque como yo misma percibo, la tecnología está posibilitando la utilización de la misma ya que permite incorporar herramientas para su implantación y seguimiento.

Para ampliar información os recomiendo esta Web del ponente: http://www.gamkt.com/

Mi madre y las redes sociales

“Mamá, ¿qué haces?”, le digo a mi madre tras volver del trabajo uno de estos días en los que ha estado en casa con nosotros. “Chateando con tu hermana” me contesta. Muy bien, pienso yo. Y es que mi madre, empezó a utilizar el ordenador para ver una telenovela que le gustaba mucho. Con unas cuantas clases de informática de Guadalinfo adquirió unas nociones rudimentarias sobre el ordenador e Internet. Como se nota que cuando hay motivación hay aprendizaje. El primer día que quería ver una telenovela en youtube me llamaba cada 5 minutos porque se le había ido la pantalla, se le había quedado parado el vídeo o cualquier otro motivo. A los dos días ya sabía perfectamente utilizar youtube y se había soplado una temporada entera de la telenovela… De youtube a facebook en un plis plas. Resulta que de sus 3 hijos ninguno vivimos con ella y la verdad es que la comunicación por teléfono se ha quedado atrás al no incorporar la imagen y si se suma el hecho de que mi hermana está lejísimos y la vemos poco pues ni el teléfono en este caso. Al principio me hacía mucha gracia cuando entraba en el facebook y me la veía conectada y me entraba en el chat. Era raro. Ahora ya se ha normalizado y me siento más unida a ella a pesar de los kilómetros que nos separan. Una relación virtual no puede suplantar a una relación física pero ya se sabe lo que dice el refrán “a falta de pan buenas son tortas” así que yo digo “a falta de tenerte aquí bueno es el facebook”.

Un tema importante a tener en cuenta en cuanto a la incorporación tardía de las personas a las TICs es el hecho de que tienen que saber, al igual que los niños y niñas, cuestiones relativas a la seguridad en Internet y a cómo compartir información con desconocidos y con conocidos.

Esto es sólo una experiencia personal pero que pone en evidencia la importancia de las redes sociales en casos concretos para las personas adultas y personas en situaciones especiales. Por ejemplo, en el caso de una rehabilitación tras una operación en la que no se puede salir de casa, el poder mantener contacto social con la gente y la familia que está lejos es fundamental para la salud mental. Y podría citar muchos ejemplos más.

Hoy mi madre vuelve a su casa, tras dos semanas en la nuestra, y ya la estoy echando de menos y eso el facebook no lo puede arreglar…

Correr y ser uno mismo

A veces, la vida te acobarda. Es así, inevitablemente el paso del tiempo y el aumento de responsabilidades van mermando la capacidad de arriesgarse. En muchos de los entornos en los que nos encontramos en nuestro día a día tenemos pocas oportunidades de ser nosotros mismos. En el trabajo más veces de las que me gustaría reprimo las ganas de expresar mi opinión. Porque lo intenté y no me fue bien. Porque con 20 años cuando no tenía hija ni hipoteca era más valiente. Por eso, cuando tengo previsto salir a correr con mis amigos y no ha parado de llover en toda la noche y me despierto pensando en la que nos va a caer ahí arriba en la montaña pienso que estoy deseando, deseando que el agua se lleve toda la cobardía. Deseando que salga la verdadera yo, la que disfruta como una niña corriendo por senderos, rodeada de árboles. Me gusta el riesgo, la aventura. Esa sensación de no saber exactamente qué vamos a encontrarnos. Ahí en el monte, con mi gente, soy de verdad yo. Fluyo. Existo. Soy feliz.

La crónica de la carrera en:

http://granadaultratrail.blogspot.com.es/2012/04/aquarunning-en-sierra-nevada.html

A veces ser madre se antepone a todo

A las 9:30h de hoy tuvo su comienzo la VI Carrera de Montaña Sierra Elvira. Una carrera exigente dentro de la copa andaluza con 29km y 1900 metros de desnivel positivo. Todos dicen que es una carrera dura. Estaba inscrita desde hace meses y no había pensado mucho en ella hasta hace un par de días,  como suele ocurrir en estos casos, cuando de pronto caí en la cuenta de que no había gestionado nada para dejar a nuestra hija mientras corríamos. Para cada carrera siempre encontramos la manera de que algún amigo/a se haga cargo de ella, o también se ha dado el caso de hacer que mi madre se desplaze desde Cádiz para quedarse con ella. Pero este fin de semana no ha podido ser nada de esto. De pronto un agujero negro se abrió dentro de mi cabeza. No soy muy defensora de la idea de que las madres son al final quien se encargan de los hijos/as puesto que en mi caso las cosas por fortuna funcionan de otra manera. Pero en lo más hondo de nuestro código genético o de años de culturalización se ha debido marcar a fuego el sentido de la maternidad y para mí, de manera consciente o incosciente, empezó a crecer la idea cada vez más fuerte de que no iba a participar en la carrera. No quería pedir de nuevo favores o recurrir a personas menos cercanas y lo que no quería por nada del mundo es transmitirle a mi hija la sensación de que es una pelota que suelto con alguien toda la mañana del sábado mientras sus papis corren. Así que empezaron a salir otras excusas en mi cerebro: estoy cansada, mi tiroides va mal, tengo el hierro bajísimo, la alergia. Y todas estas excusas son verdad, pero pueden ser razones suficientes para alguien que busque en la carrera hacer una buena marca o incluso podium. Pero siendo sincera, yo soy finisher y para mí el triunfo es terminar y disfrutar en el camino…pero en estas condiciones no iba a disfrutar así que decidí quedarme con mi hija e ir a ver a los corredores a la meta, animar a Pablo y a mis compis GUTs y disfrutar de la paella del final. Supongo que habrá más Sierras Elviras esperando para mí…

I Campeonato de Andalucía de Snow Running: superar la adversidad

Ayer se celebró el I Campeonato de Andalucía de Snowrunning en la estación de esquí y montaña Sierra Nevada (Granada). Pablo y yo nos inscribimos desde que tuvimos noticia del evento porque contamos con buenos amigos dentro de la organización de la carrera y porque suponía una nueva aventura que afrontar. Yo nunca antes había corrido por nieve, ni había probado las yaktrax (cadenas que se enganchan a las zapatillas para correr por nieve). Es más, no he subido a la estación en todo el año ni para hacer snowboard, pasear, correr, ni siquiera para tomar un delicioso café en alguna de las buenas cafeterías con las que cuenta la estación.

Además, cuando nos inscribimos allá por el mes de febrero yo pensaba ciertamente que para el 14 de abril ya no habría ni nieve y me imaginaba una carrerita por una Sierra Nevada soleada y poco menos que con unas mayas y una camisetita medio térmica. Ay, quien me iba a decir a mí que esta imagen bucólica estaba tan lejos de la realidad…

Poco a poco se iba aproximando la fecha de la carrera y como a mí lo que me gusta es correr kilómetros a ritmo tranquilo yo veía esta carrera como una aventura más que como una carrera en sí ya que los 11 kms de recorrido inicialmente planteados impondrían un ritmo muy alto para mis condiciones físicas actuales. En pocas palabras, yo hasta que no llevo unos 15km no puedo empezar a sentirme a gusto corriendo. Sigue leyendo