Trail Cabo de Gata 2012

Llegó el momento tan esperado: mi participación en el Trail Cabo de Gata de 2012, el segundo trail en el que participo en toda mi vida. Tenía mucha ilusión desde que Emilio, el presi de Granada Ultratrail, me recomendó hacerlo  sabiendo que era novata ya que tiene una distancia asequible de 30km y no tiene mucho desnivel (algo más de 300m). También destacó la  belleza de su paisaje y sus aromas.

Pues bien, tengo que decir que una vez más (al igual que me pasó con mi primer Trail, Emotion Extreme de Jaén) subestimé la dureza del recorrido y la verdad me alegro de haberlo hecho porque una vez metida de lleno le eché todo lo que tenía y conseguí terminar la prueba en un tiempo que para mí es más que aceptable: 3h07min.

La información previa de la que disponía para plantear mi estrategia consistía en que el recorrido se caracterizaba por un tramo de 4km ascendente bastante duro en el que el camino se estrechaba tanto que decían que era mejor salir adelantada para no quedarse taponado. A partir de ahí, los siguientes 25km del recorrido discurrían por terreno llano y bajadas por pistas anchas. Con esta información nos dispusimos mi compi y amiga Vanesa a ocupar un lugar adelantado en la cola de salida. Quedamos para hacer el recorrido juntas pero nada más salir ella empezó fuertecito y decidí no seguirla para no fatigarme antes de tiempo. Menos mal que no lo intenté, la campeona hizo un tiempazo de 2h49min quedando segunda de la categoría senior. Así que pasé a mi plan B, ponerme los auriculares en cuanto empezamos a andar por la pendiente y sustituí la compañía de Vane por mis amigos Eddie Veder, Tracy Chapman, Barenaked Ladies… hice todo el trail sola pero muy a gusto, con una sonrisa en la cara por sentir que estaba donde quería estar.

En cuanto a las sensaciones de la carrera, me sentí fenomenal hasta el km 25, a partir de ahí empecé ya a desear llegar a meta. El paso por las ramblas, varios kilómetros por arenas, y el calor que hacía (fue todo un acierto llevarme la mochila con litro y medio de liquido) me habían casi agotado y aunque a nivel cardio cada vez me encontraba mejor (las pulsaciones las tenía mejor en el km 25 que en los primeros kilómetros) las piernas empezaban a estar muy cargadas y los pies me dolían bastante (no acabo de acostumbrarme a las plantillas ortopédicas, quizá tenga que hacer una visita pronto al podólogo).  Aún así, la sensación de ver la meta al fondo me empujó a entrar con el “esprinsito” final y la sonrisa en la cara.

Aquí lo que grabó mi GPS:

http://connect.garmin.com/activity/155107476

Pero esto es como acaba, lo mejor es cómo empezó porque las carreras son realmente una excusa para viajar y estar con la familia y los amigos, que son en realidad una familia también. Lo mejor del Trail Cabo de Gata es la experiencia global del fin de semana en Cabo de Gata, concretamente en el Camping Los Escullos, con Pablo, Maya, Vanesa, Antonio “Erleon”, Lara, Hanna y Oli, sin ellos no podríamos haber corrido Pablo y yo la carrera. Compartimos momentos en el “porche” de su caravana y deliciosas comidas y cenas. También compartimos la cena previa a la carrera con Roberto Sánchez y su familia. Lo pasamos genial.

El domingo una vez el autobús nos llevó a Rodalquilar, pueblo desde donde sale el Trail, compartimos los momentos previos con amigos del grupo de los Cualquiera, estábamos todos/as muy contentos y con ganas de empezar.

Y para terminar, una gran paella al solecito en el pueblo de San José, broche de oro para un trail y un finde espectacular. Ya estoy deseando hacer el próximo que será el Trail de la Sierra de Huetor…

Ah, se me olvidaba colgar el vídeo que grabé la noche previa a la carrera sobre las barritas “GUTnísimas” de Vanesa: