El privilegio de vivir en el campo

Lunes por la tarde. Nos disponemos a dar nuestro paseo habitual mientras nuestra prole hace sus correspondientes actividades deportivas. Es sano que los niños se muevan. El tiempo acompaña, la tarde está espectacular. Andar con la visión de Sierra Nevada delante es todo un lujo. Vivir tan cerca de la ciudad y a la vez tan lejos… Nada de humos, ni ruidos, ni coches… Tan solo la naturaleza y tú. Te sientes mejor con cada paso y con cada bocanada de aire puro. La sangre circula rápido oxigenando tu cerebro. Charla entre amigas. Salud, física y mental… ¿se puede pedir más?

Anuncios