Metta, Karuna, Mudita, Upekkha

Cultivando estos estados mentales o brahmaviharas doy un paso más al equilibrio y a eso que llamamos felicidad. Cuando algo que hace alguien me desequilibra y me aleja de mi yo he descubierto que sintiendo amor (metta) y compasión (karuna) hacia mí misma y hacia los demás percibo como vuelve mi paz interior. Pero lo que más he apreciado es el cultivo de upekka (ecuanimidad), es decir, las personas somos responsables de nuestros hechos y actuamos libremente por lo que no puedo desequilibrarme intentando hacer cambiar al que no tiene virtud. Aceptar a las personas como son es mi reto aunque finalmente es también mi elección con quien compartir el camino de la vida.